GuidePedia

0

La idea del “jugador solitario” ha desaparecido, pues según los resultados de un estudio sobre juegos online y la socialización llevado a cabo en 2011, dice que un 65% del juego, ya sea online o local, es social ahora mismo.

¿Cuántas veces han escuchado hablar de las connotaciones negativas sobre los jugadores, específicamente aquellos que juegan MMOs? Comentarios como “necesitan salir más” o “¿no tienen vida social?”. Los fans de estos juegos multijugador habrán escuchado estos y otros comentarios similares.

Muchas de las investigaciones realizadas sobre este tema asumen que los videojuegos son solitarios y que realizar esa actividad reduce la cantidad de contactos sociales o es perjudicial para las relaciones sociales. Sin embargo, con la introducción del juego online y los juegos más interactivos, puede que haya cambiado este punto negativo, ya que se anima activamente a los jugadores a comunicarse e interactuar con otros jugadores. Por tanto es importante analizar los videojuegos como una posible forma positiva de favorecer la actividad social.

Jugar a MMORPGs puede ser buena para la salud mental, siempre dependiendo del propósito, contexto y tipo de jugador. Jugar con otras personas mejora nuestra relación social, y la convierte en algo positivo para nuestra predisposición a trabajar o colaborar con ella en el futuro.

Un ejemplo de éxito en el punto lúdico-social es DDTank entre otros muchos juegos de su estilo, en él se puede elegir entre jugar uno contra uno, o en grupos de 4 contra 4. Los rivales son seleccionados al azar, manera de la cual pueden aprovechar para interaccionar con jugadores de otras partes del mundo, con los que pueden compartir e intercambiar opiniones, estrategias e incluso hacer nuevos amigos. E incluso, llegado a un determinado nivel, los jugadores se pueden casar a través de bonos EXP marido-y-mujer y otras gratificaciones.

Jugar MMORPG

Publicar un comentario

 
Top